Bayern y Borussia Dortmund se jugarán el título de Bundesliga en última fecha

Bayern y Borussia Dortmund se jugarán el título de Bundesliga en última fecha

 

 

Bayern y Borussia Dortmund se jugarán el título de Bundesliga en última fecha

 

El Bayern de Múnich perdió la oportunidad de proclamarse campeón de la Bundesliga este día al no pasar del empate 0-0 en su visita al Leipzig, a lo que se sumó la victoria del Borussia Dortmund 3-2 sobre el Fortuna Düsseldorf, por lo que se jugarán el título en la última fecha.

 

Bayern y Dortmund, separados en la clasificación por dos puntos de diferencia a favor de los bávaros, se jugarán el título en la última jornada del campeonato alemán, que se disputará el próximo sábado.

 

“Tengo que felicitar a mi equipo. Hemos sido claramente mejores durante los 90 minutos, no les hemos dejado hacer gran cosa, hemos creado muchas ocasiones, pero no supimos materializarlas”, destacó tras el partido el técnico del Bayern Niko.

 

Pese a todo, “tenemos confianza para la próxima semana”, advirtió el entrenador, al que un empate le será suficiente para revalidar el título teniendo en cuenta la diferencia de goles respecto al Dortmund (+17).

 

El Bayern recibirá al Eintracht de Fráncfort, que pelea por meterse en la próxima edición de la Liga de Campeones, mientras que el Dortmund se desplazará a Moenchengladbach, que ocupa la cuarta plaza, que da acceso directo a jugar la Champions.

 

El campeón alemán de las últimas seis temporadas afrontaba esta penúltima etapa con ventaja de 4 puntos, por lo que sólo necesitaba una victoria en Leipzig para sumar un nuevo título… o bien que el Dortmund fallase en casa.

 

El equipo entrenado por Niko Kovac no lo tenía fácil en el estadio del RB Leipzig, al que acudió con las sensibles bajas por lesión del arquero Manuel Neuer, del español Javi Martínez y del colombiano James Rodríguez.

 

Pese a todo, el Bayern fue dominador del partido y tuvo las mejores ocasiones para marcar. El joven Serge Gnabry fue el mejor de los bávaros en el primer tiempo, con dos buenos remates atajados ambos por el arquero húngaro Péter Gulacsi (28 y 39).

 

La respuesta del Leipzig llegó con un disparo raso de su goleador Timo Werner que se marchó ligeramente desviado (40).

 

En la segunda parte, llevado también por las noticias procedentes de Dortmund, donde el Borussia tenía más dificultades de las previstas para ganar al Fortuna, el Bayern fue aún más incisivo y tras un primer lanzamiento del lateral austriaco David Alaba que sacó Gulacsi con el pie (49), Leon Goretza abrió al fin el marcador con una espectacular chilena, pero el árbitro lo anuló tras intervención del VAR por fuera de juego del medio (52).

 

En el tramo final del encuentro, el Bayern buscó casi a la desesperada el gol que le diese el título, pero ni Franck Ribery (83), ni Robert Lewandowski (89), ni Arjen Robben (90+3) lo lograron y el partido se acabó con el resultado inicial.

 

Al mismo tiempo, en Dortmund, el Borussia sufrió más de lo esperado ante un Fortuna de Düsseldorf ya salvado y que no se jugaba nada, pese a que el encuentro se le puso de cara a los locales cuando poco antes del descanso abrió el marcador el estadounidense Christian Pulisic, con un cabezazo desde el interior del área pequeña (41).

 

Sin embargo, el arquero Marwin Hitz, que sustituía al titular habitual Roman Bürki, cometió un grosero error en el inicio de la segunda parte (47), metiendo al rival en el partido.

 

Los locales volvieron a ponerse por delante por medio del danés Thomas Delaney (53), pero el Fortuna falló un penal que podría haber supuesto el 2-2 (59).

 

En el tramo final, cuando los visitantes ya jugaban en inferioridad por la expulsión del Adam Bodzek (82), Mario Götze pareció asegurar los tres puntos al anotar en el 90+2, pero poco después Dawid Kownacki recortó diferencias (90+5) y metió el miedo en el cuerpo a los seguidores del Dortmund, que sólo respiraron tranquilos con el pitido final.

 

Este sábado se jugaron todos los partidos, salvo el Eintracht-Maguncia, que se disputará el domingo y que si ganan los de Fráncfort se colocarán cuartos y en puestos de Champions.

 

Además de Bayern, Dortmund y Leipzig, el cuarto clasificado para la Champions saldrá de tres equipos que se lo jugarán la última jornada: el Borussia Moenchengladbach (que ganó al Núremberg 4-0) y el Bayer Leverkusen (que no pasó del 1-1 en casa ante el Schalke) suman 55 puntos cada uno, uno más que el Eintracht, que tiene un partido menos.

 

En la parte baja de la clasificación todo está decidido: Hanóver y Núremberg descienden y Stuttgart disputará una eliminatoria contra el tercero de la segunda división para mantener la categoría.