Estados Unidos es territorio mexicano

Estados Unidos es territorio mexicano

 

Estados Unidos es territorio mexicano

 

Chicago es un buen recuerdo para la selección de Estados Unidos. En 2007, este mismo escenario fue testigo de la única final que ha ganado al máximo rival en Copa Oro: México. El Soldier Fieldlució un lleno total, nada nuevo. Estados Unidoscontra México es un duelo imperdible y más cuando el título de 'Gigante de la Concacaf'está en juego.

 

El no era por ciento de la afición en el estadio apoya a Mexico, pero USA ya está acostumbrado a eso. El silbatazo inicial evidenció que los estadounidenses eran más conscientes de la importancia del juego y siete minutos bastaron para asestar un golpe de autoridad sobre los aztecas: Al 3', Pulisic superó a Carlos Salcedo y Guillermo Ochoacontuvo el mano a mano. Mientras que al 7', Altidore deja en la lona a Héctor Moreno tras el recorte, ingresa al área y echa por afuera su disparo. El técnico Berhalter ahogó su grito de gol desde la banca. Peor sensación, imposible.

 

Un exceso de intensidad emanaba del anfitrión, tanto que el mismo Altidore estampó una innecesaria zancadilla sobre Jonathan. El árbitro fue tibio, otro más riguroso mostraba la roja.

 

México tardó en despertar. En el primer cuarto del encuentro, solo un par de tímidas aproximaciones que no causaron mayor problema al porteroZack Steffen. Una versión gris del Tricolor se estaba mostrando, tanto que su mejor hombre, Guillermo Ochoa se contagió y cometió un error junto con Hector Moreno al regalar el balón a Paul Arriela, quien fue incapaz de dirigir el balón hacia una portería vacía. Arriola tuvo piedad y México, fortuna, mucha fortuna.

 

"¡Todos a calentar!", órdenes de Gerardo Martino tras media hora de partido. Hasta el portero suplente, Jonathan Orozco se levantó, por si acaso. Pero no fue necesario.

 

Las barras y las estrellas bajaron la intensidad en la recta final del primer tiempo, México seguía sin encontrarse en el campo yRodolfo Pizarro, quien fue el mexicano que más se atrevió de media cancha para adelante le metió un susto a Martino luego de una pésima caída que dobló su codo hacia el lado equivocado.

 

Tuvo suerte, pudo seguir en el segundo tiempo para ser protagonista. Sin embargo, en el complemento Estados Unidos seguía perdonando. Cabezazo de Morris que Guardado sacó milagrosamente de la línea de gol tras un córner. El que perdona pierde.

 

Gol para el que menos lo mereció: Tanto inclinar la cancha hacia la meta de Ochoa no sirvió de nada. Una jugada magistral al 72' bastó para que México se adelantara en el marcador. Pizarro se mantuvo en el campo para ceder el balón a Jiménez en los linderos del área, el de los Wolves de 'taquito' colocó la pelota aJonathan dos Santos y el mediocampista del Galaxy prendió el esférico con la zurda y la clavó. El meta Steffen ni las manos metió, literal. Golazo.

 

Celebración en grande para el que menos lo mereció, pero en el fútbol no importa. En el fútbol se impone el más grande y México mostro serlo, le duela a quien le duela.

 

Martino controló la recta final: Ni Pulisic, Altidore, Zardes, Arriola, Morris o McKennielucieron como lo habían hecho en toda la Copa Oro. La recta final pintaba para ser de alarido pero los futbolistas del Tata manejaron con calma.

 

Quizá una serie de rebotes dentro del área inquietó la portería mexicana pero el silbatazo pronto llegó. Hubo revancha y llegó la onceava. México recupera el cetro de la Copa Oro y Martino gana su primer título como seleccionador del Tri. En el fútbol, Estados Unidos es territorio mexicanoy la ciudad de los vientos se pintó de verde, blanco y rojo. Mientras, el proyecto de Gregg Berhalter ha tropezado, pero el cambio generacional pinta bien. La revancha llegará.