Caravana de migrantes busca entrar a México

Caravana de migrantes busca entrar a México

 


Caravana de migrantes busca entrar a México

 

Los hondureños salieron la noche del martes de San Pedro Sula, tras convocatoria en redes sociales. 

 

Cientos de migrantes hondureños que salieron en caravana en busca de llegar a Estados Unidos, aguardaban ayer en la frontera de Tecún Umán para reagruparse e ingresar hoy en bloque a México para evitar ser retenidos en ese país. 

 

“Estamos esperando a los demás compañeros y pasar todos en grupo. Primero Dios que nos vaya bien”, dijo Edgar, un hondureño de 24 años, mientras desayunaba en un albergue improvisado con carpas cerca del río Suchiate, frontera natural entre Guatemala y México. 

 

La intención, indicaron varios migrantes, es esperar a grupos rezagados y cruzar masivamente en las primeras horas de hoy el puente internacional Rodolfo Robles, confiando en que las autoridades mexicanas les permitan el paso. 

 

De acuerdo con las autoridades guatemaltecas, entre miércoles y viernes ingresaron al país 4 mil 006 hondureños, aunque 400 solicitaron retornar a su país. Las autoridades mexicanas no han informado sobre el destino de los migrantes que ingresaron el sábado a México.

 

El Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos del Sureste Mexicano afirmó que incluso personal del consulado de El Salvador no supo a dónde eran trasladados los migrantes.

 

Hasta la noche del sábado, unos 800 migrantes que llegaron en la caravana habían ingresado a México y aceptado regularizar su situación para buscar empleo en ese país, informó un funcionario del Instituto Nacional de Migración (INM). A esas personas, incluidas niñas y niños, se les tomó su nombre y luego fueron subidos a autobuses privados que dispuso el INM.

 

“Lo que sabemos extraoficialmente es que los llevaron a estaciones migratorias, pero a Tuxtla, el lugar de detención llamado La Mosca, que se habilitó el año pasado”, indicó Claudia León, coordinadora de la oficina del Servicio Jesuita a Refugiados México en Tapachula.

 

Agregó que el personal diplomático de El Salvador dijo que acudió al lugar porque las autoridades mexicanas les habían adelantado que ofrecerían a los extranjeros tarjetas por razones humanitarias o de trabajadores transfronterizos. “Hasta el momento, no hay información oficial. Es preocupante porque la detención es antesala de la deportación, no sabemos si en realidad va a pasar esto de las tarjetas”, agregó.

 

No vuelvo a Honduras”

 

Se estima que unos 1,500 centroamericanos están apostados entre la frontera de México y Guatemala. Edgar, un hondureño que recientemente fue deportado de Estados Unidos, donde le rechazaron su petición de asilo, aseguró que seguirá huyendo de su país. “Yo no vuelvo a Honduras. Si 20 veces me deportan de México o de Estados Unidos, las 20 veces me vuelvo a venir”, expresó.

 

Mientras, Denisse Contreras, quien ha participado en siete caravanas, dijo que hay un sentimiento de desesperación.


“Los migrantes que eligen continuar están arriesgando sus vidas en un esfuerzo destinado a fracasar”: Luis Arreaga, embajador de Estados Unidos en Guatemala.