Corte Suprema ordena a Bukele respetar la Constitución

Corte Suprema ordena a Bukele respetar la Constitución


Corte Suprema ordena a Bukele respetar la Constitución

 

Presidente del Congreso salvadoreño denuncia “intento de golpe de Estado”

 

Mario Ponce, presidente del Congreso salvadoreño, tildó ayer de “intento de golpe de Estado” el ingreso el domingo de militares a ese órgano junto al presidente Nayib Bukele, acción por la que la Corte Suprema advirtió al mandatario.

 

“Nos hemos reunido (los dirigentes de las bancadas legislativas) para tomar acciones en relación a ese intento de golpe de Estado al órgano legislativo”, señaló Ponce en declaraciones a periodistas.

 

La denuncia de Ponce se refiere a la entrada por primera vez de policías antimotines y de soldados del Ejército a la sede del Congreso, a donde llegaron acompañados de Bukele. La confrontación entre el Presidente y el Legislativo surgió cuando Bukele –apoyado en una resolución del Consejo de Ministros– llamó a la Asamblea a sesionar de manera extraordinaria el fin de semana y aprobar un préstamo de US$109 millones para la compra de equipamiento para el Ejército y la Policía, y así mantener en marcha su plan de lucha contra las pandillas.

 

Ayer, la Corte Suprema de Justicia de El Salvador exigió al Presidente que no haga uso de las Fuerzas Armadas más allá de lo establecido en la Constitución.

 

La Sala de lo Constitucional le ordena que “se abstenga de hacer uso de la Fuerza Armada en actividades contrarias a los fines constitucionalmente establecidos y poner en riesgo la forma de gobierno republicano, democrático y representativo, el sistema pluralista y de manera particular la separación de poderes”. Además, la más alta corte del país dejó sin efecto “la convocatoria girada con el propósito de una sesión extraordinaria de la Asamblea Legislativa” por parte del Consejo de Ministros.

 

La respuesta de Bukele

 

En una primera reacción ante lo ordenado por la sala del más alto tribunal del país, Bukele dijo en su cuenta de Twitter que “el sistema se auto protege. Y así, es como las cosas siguieron igual…”. En otro tuit afirmó “estamos dispuestos a dar todo, incluso este cargo, que como la misma vida, es prestado” Por su parte, el embajador de EE. UU. en El Salvador, Ronald Johnson, abogó ayer por mantener la separación de poderes.

 

“El Salvador solo mantendrá los avances positivos en seguridad e impulsará el crecimiento económico si todas las ramas del Gobierno trabajan de manera independiente, respetan el Estado de Derecho, mantienen el rol no político de la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil, y promueven la estabilidad”, escribió el diplomático en Twitter.

 

“El ostentoso despliegue policial y militar en la Asamblea Legislativa nos recuerda las épocas más sombrías de la historia de El Salvador y emite una alerta internacional sobre el futuro de los derechos humanos en el país”, alertó Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional, en nota publicada por la institución en su web oficial.

 

“Si yo fuera un dictador o alguien que no respeta la democracia, ahora hubiera tomado el control de todo”. Nayib Bukele, presidente salvadoreño en declaraciones al diario El País, donde justificó sus acciones.