El mensaje que envía la exclusión de Guatemala del acuerdo migratorio entre El Salvador y Estados Unidos

El mensaje que envía la exclusión de Guatemala del acuerdo migratorio entre El Salvador y Estados Unidos

 

 

El mensaje que envía la exclusión de Guatemala del acuerdo migratorio entre El Salvador y Estados Unidos

 

La visita que hará este domingo al mediodía el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, deja mal parado al Gobierno de Jimmy Morales, según entre expertos en relaciones exteriores.

 

Un mes después de que Bukele se reuniera por su c beta con el presidente de Mexico, Andres Manuel López Obrador, en Tapachula (México) el recién investido presidente salvadoreño concretó una reunión con Pompeo que busca frenar la migración irregular y evaluar las acciones tomadas para reducir el fenómeno.

 

Según la embajada estadounidense en El Salvador, Pompeo firmará este domingo un convenio de cooperación para reforzar la lucha contra el narcotráfico y fortalecer a las instituciones relacionadas con la aplicación de la ley. Eduardo Stein Barillas, excanciller guatemalteco no vio con buenos ojos la exclusión de Guatemala del encuentro.

 

“Lamentamos de que tratándose de un tema que nos afecta a tres países, todo lo que se está intentando es hecho en la sombra. Ojalá se hubiesen podido entender los tres presidentes de Honduras, El Salvador y Guatemala en un acuerdo que defendiera los intereses de nuestra población”, comentó.

 

Stein criticó directamente al Gobierno de Jimmy Morales, y señaló que “deploramos que el Presidente (Morales) y su equipo de gobierno no den la cara ante la ciudadanía que lo eligió para explicar en qué términos se ha venido negociando con la administración del presidente Trump un acuerdo migratorio desde hace un buen número de semanas, y que todos lo han querido hacer a oscuras, mientras que el vecino país, el presidente no tiene porque ocultar nada de lo que está intentando con las autoridades norteamericanas”.

 

Para Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), causa “una gran preocupación que Pompeo vaya a hablar de un tema tan sensible como el de migración con El Salvador, que es un país con menor dimensión territorial, poblacional y de volumen de migrantes, y no es una frontera directamente instalada al sur de México”.

 

Consideró que la visita de Pompeo al vecino país “es una confirmación del liderazgo político y la legitimación que obtuvo Bukele en las pasadas elecciones, ante las cuestionadas figuras del presidente guatemalteco y del hondureño”.

 

“Bukele ha sabido maximizar su perfil de joven presidente no amarrado a estructuras partidarias tradicionales y empresario exitoso y ambicioso, soñador de mejores condiciones para su pueblo. Esto le permite ver oportunidades a capitalizar ante la corta visión y el lastre político de los mandatarios hondureño y guatemalteco, de malos gobiernos” analizó Hidalgo.

 

De hecho, Bukele aseguró el viernes que en esta cita pedirá un trato especial para El Salvador por los esfuerzos que realiza para frenar la salida de migrantes y atacar el narcotráfico y advirtió que los Gobiernos de Honduras y Guatemala “no están haciendo lo suficiente” en esa agenda.

 

Marcel Arévalo, experto en migraciones de Flacso, indicó que el mensaje de Trump es claro y va de acuerdo a sus recientes declaraciones en cuanto a criticar a Guatemala y Honduras porque “no han hecho nada para contener las migraciones de sus connacionales” dijo.

 

“Nadie puede dudar de que El Salvador vive en una democracia plena” frente a sus vecinos que constantemente enfrentan crisis políticas y sociales, dijo Bukele.

 

Lo cierto es que Nayib Bukele tiene una agenda más separada de los gobiernos del Triángulo Norte, de los cuales ha sido crítico, por lo que ha pedido un trato diferenciado en este tema.

 

“Sí lo va conseguir -el trato diferenciado- por una razón fundamental que le abre el camino: que también el presidente de EE. UU., Donald Trump, está necesitado de evidenciar que su visión de contención migratoria puede generar réditos económicos y sociales a la población estadounidense y que su oferta principal de campaña no sea frustrada” señaló Hidalgo.

 

El director del Incep concluye que Trump está “urgido de encontrar un socio en la región que le permita proyectar que una de sus principales propuestas de campaña está siendo acuerpada y que no es solo una idea al vacío” y que con Bukele, lo está logrando.