Exportaciones latinoamericanas entraron en terreno negativo

Exportaciones latinoamericanas entraron en terreno negativo

 

 

Exportaciones latinoamericanas entraron en terreno negativo

 

Guatemala sigue en caída, ya que registra el dos por ciento menos en sus ventas hasta abril.

 

Las exportaciones de América Latina y el Caribe (ALC) decrecieron en el primer trimestre de 2019, debido al debilitamiento de los volúmenes exportados y a la caída de los precios de las materias primas.

 

Según el informe de Estimaciones de las tendencias comerciales de América Latina y el Caribe 2019, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), hasta marzo las ventas se contrajeron 1.6 por ciento, luego de dos años de crecimiento continuo. En 2018 cerraron en 8.9 por ciento.

 

Las ventas sudamericanas tuvieron la mayor contracción, mientras que las centroamericanas entraron en terreno negativo. México recortó el ritmo de sus envíos, se menciona.

 

En Centroamérica se estima que se contrajeron 0.7 por ciento en el primer trimestre, luego de que en 2018 cerraron en 3.2 por ciento. Se explica que el enfriamiento se debe en el menor ritmo de crecimiento de las exportaciones a EE. UU., que habían impulsado los envíos de esta subregión los últimos años. Además, se registraron contracciones en las ventas al resto de ALC y a la Unión Europea.

 

Al primer trimestre de 2019 las exportaciones cayeron 1.8 por ciento, cita el BID. Según el informe, la fuerte contracción de los envíos de azúcar y café no fue compensada por la expansión en los artículos de vestuario, hierro, acero y energía eléctrica.

 

Además, el leve incremento de envíos a Estados Unidos (4.7 por ciento) no fue suficiente para balancear la retracción de las ventas a casi todos los restantes principales destinos.

 

Hasta abril las exportaciones sumaron en US$3.7 millardos, dos por ciento menos, al monto registrado en el mismo periodo de 2018, según el Banco de Guatemala.

 

Enrique Lacs, ex viceministro de Economía, considera que las restricciones de EE. UU. a terceros países, como China o eventualmente México, tiene dos efectos. “La desviación de comercio: lo que significa que Estados Unidos ya no compra de estos países y buscaría proveerse de otros. En este caso se abren oportunidades en algunos sectores para Guatemala”, dijo.

 

Para esto deben estar preparados para competir por esta porción del mercado, indicó.