La OMS eleva amenaza mundial del coronavirus

La OMS eleva amenaza mundial del coronavirus

 


La OMS eleva amenaza mundial del coronavirus

 

La cifra de víctimas asciende a 106 y a más de 2 mil 700 las personas contagiadas. China acelera la edificación de dos hospitales.

 

La capital china registró ayer el primer muerto por el coronavirus que está generando una angustia creciente en el mundo frente a los más de 80 fallecidos, mientras la OMS elevó la amenaza internacional de la epidemia a “alta”.

 

“Estamos en estrecha comunicación con China sobre el virus”, tuiteó el presidente estadounidense Donald Trump, antes de agregar que había ofrecido “cualquier ayuda que sea necesaria” al gigante asiático que ha cerrado a cal y canto numerosas ciudades para impedir su propagación.

 

Mongolia se convirtió en el primer país que cierra las carreteras que le unen a China. Las personas procedentes de la provincia china de Hubei, la más afectada, no podrán entrar en Malasia, y Alemania y Turquía desaconsejaron a sus ciudadanos que viajen a China, mientras Francia y Estados Unidos preparan la evacuación de sus ciudadanos.

 

El número de víctimas mortales se eleva ya a 106 y el de casos confirmados oficialmente son ya más de 2 mil 700, incluido un bebé de nueve meses.

 

Medio centenar de enfermos han sido censados en el resto del mundo, donde una docena de Estados desde Asia a Australia, pasando por Europa o América del Norte, han sido alcanzados por el virus.

 

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, era esperado en Pekín.

 

La OMS en su último informe sobre el nuevo coronavirus 2019-nCoV revisó su evaluación del riesgo de la propagación del coronavirus a nivel global y lo cambió de moderado a alto.

 

Ahora el documento indica que, según la OMS, el riesgo de la propagación del nuevo coronavirus es “muy alto en China, alto a nivel regional y alto a nivel global”.

 

En los hospitales de Wuhan, la situación es caótica: los pacientes tienen que esperar horas antes de poder ver a un médico. Ante esta situación, se están construyendo dos hospitales de un millar de camas cada uno, que estarán listos en el tiempo récord de menos de dos semanas.

 

“La capacidad de propagación del virus se reforzó”, indicaron funcionarios sanitarios chinos, aunque dijeron que este nuevo coronavirus “no es tan potente” como el virus del SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), origen de una mortal epidemia entre 2002 y 2003, que dejó cerca de 750 muertos.

 

Dirigentes chinos de la provincia de Hubei son blanco de críticas en las redes sociales, donde son tachados de incompetentes o ridiculizados por su gestión de la epidemia.

 

Unos comentarios poco habituales en China, donde las críticas a las autoridades suelen estar censuradas.