La solución de Trump para la migración: cerrar las fronteras

La solución de Trump para la migración: cerrar las fronteras

 

 

La solución de Trump para la migración: cerrar las fronteras

 

Esto se suma a la decisión de detener la ayuda financiera a los países del Triángulo Norte, porque a criterio del mandatario estadounidense, estos no han hecho nada para detener la migración irregular.

 

El presidente de Estados Unidos (EE. UU.), Donald Trump, hizo un nuevo anuncio para frenar la migración irregular. El gobernante estadounidense evalúa cerrar completamente o en varias grandes secciones las fronteras con México e indicó que esto podría concretarse el viernes, si el Gobierno mexicano no detiene todo el flujo migratorio en las fronteras del Sur.

Los funcionarios de Trump describen la situación en la frontera como “un caos”, sin embargo, no han dado detalles de cómo se llevará a cabo el anunciado cierre del paso fronterizo constituido con México. Según la legislación estadounidense, el Presidente podría cerrar los pasos fronterizos, sin embargo, esto no significa que por medio de recursos legales estos se abran inmediatamente, esto debido a que se violentan garantías esenciales de los ciudadanos estadounidenses, como la libertad de asociación y viaje, entre otros.

Según datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) la mayoría de personas que intenta ingresar de manera irregular a EE. UU. lo hace por medio del Río Grande, El Paso y Del Río en Texas y otro gran porcentaje lo hace a través de San Diego.

LA MIGRACIÓN

En seis meses del año fiscal del Gobierno de EE. UU. (octubre 2018- a septiembre de 2019), los guatemaltecos que han sido detenidos en las fronteras estadounidenses alcanzaron cifras históricas, ya que se contabiliza el arresto de 66 mil 470 personas de Guatemala, lo cual supera en 10 mil personas el registro del ciclo fiscal anterior.

El segundo grupo de ciudadanos con más detenciones pertenece a Honduras, ya que 51 mil 669 personas de ese país han sido arrestadas en su intento de llegar a Estados Unidos. Los hondureños son los que más han captado la atención en su trayecto de migración, ya que lo han hecho por medio de caravanas masivas.

“Nosotros ya no pagaremos más, porque ellos no han hecho nada por nosotros”, manifestó durante el fin de semana pasado el mandatario estadounidense.

Advertencias en su propio campo

La amenaza de cerrar la frontera que movió un flujo comercial de US$612 millardos en 2018, le valió a Trump advertencias de su propio campo. El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, dijo que concuerda con Trump en que hay una crisis en la frontera, pero advirtió: “Cerrar la frontera tendría un impacto potencialmente catastrófico para nuestro país y yo espero no haga nada por el estilo”. Mientras, la Cámara de Comercio estadounidense advirtió que cerrar la frontera sería una “debacle asegurada”, ya que hay 5 millones de empleos que dependen del comercio con México. Sin embargo, el consejero económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo de su lado que están trabajando en un plan para minimizar el impacto. –AFP

SIN PRONUNCIARSE

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que no se pronunciaría sobre el anuncio del cierre de fronteras que hizo Donald Trump, esto para evitar generar polémica. El Gobierno de Guatemala también ha evitado pronunciarse sobre la decisión de Trump de detener la ayuda financiera al país y señalar que las autoridades no han hecho nada para detener la migración irregular hacia Estados Unidos. Solo El Salvador y Honduras se han hablado sobre estas últimas decisiones.

“Tendría un impacto negativo en la economía (…) pero la seguridad es más importante”.