Miles de botellas de agua para víctimas del huracán aparecen en finca en Puerto Rico

Miles de botellas de agua para víctimas del huracán aparecen en finca en Puerto Rico

 

 

Miles de botellas de agua para víctimas del huracán aparecen en finca en Puerto Rico

 

Decenas de miles de botellas de agua que pertenecían a la agencia estadounidense para el manejo de emergencias (FEMA) y que estaban destinadas a aliviar a las víctimas del huracán, aparecieron regadas en el terreno de una finca en el norte de Puerto Rico, confirmó este lunes un portavoz.

 

Imágenes aéreas tomadas por AFP muestran un mar de botellas de agua tiradas en el campo de la que parece ser una finca privada en el barrio Higuillar en el municipio de Dorado, 40 Km al oeste de San Juan.

 

Cuestionamientos sobre el manejo de los fondos y provisiones para atender la emergencia que dejó el huracán María en 2017, además de la publicación de un comprometedor chat que entre otras cosas menciona con sorna a las víctimas de la tormenta, provocaron la renuncia la semana pasada del gobernador Ricardo Rosselló.

 

Este lunes, los puertorriqueños se manifestaban una vez más contra su gobierno, ondeando banderas y golpeando cacerolas frente al Departamento de Justicia, en medio de acusaciones de corrupción vinculadas al manejo de la emergencia.

 

Tras consultas de AFP, el portavoz de FEMA Juan Antonio Rosado Reynes confirmó que el agua abandonada provenía de esta agencia, aunque no pudo proveer más información por el momento.

 

“Nuestro departamento legal se encuentra revisando la información con respecto al agua vencida que originalmente era parte de las operaciones de preparación para desastres de FEMA”, dijo Rosado Reynes a la AFP. “Se suponía que iba a ser desechada y reciclada, pero ahora parece estar dispersa en una finca en Dorado”, añadió.

 

El portavoz no pudo informar cuántas botellas de agua están en este campo, ni desde cuándo, ni la razón por la cual expiró y no fue distribuida para otros usos.

 

Dijo que todos estos asuntos “están bajo revisión del departamento legal”. Grandes sectores de Puerto Rico, un territorio estadounidense en el Caribe, pasaron meses sin electricidad y agua luego de que dos huracanes seguidos -Irma y María- devastaran la isla en septiembre de 2017.

 

Desde entonces ha habido varios escándalos por suministros de comida o agua que permanecieron en los contenedores sin ser distribuidos. Puerto Rico vive una crisis política atizada en parte luego de que seis exfuncionarios de gobierno fueran acusados hace tres semanas por la fiscalía de malversar más de 15 millones de dólares en fondos para la emergencia.

 

Unos días después, la publicación el 13 de julio de un chat de Telegram donde el gobernador Rosselló y otros 11 hombres de su entorno cercano compartían mensajes considerados ofensivos contra mujeres, gays y víctimas del huracán encendió a la población.

 

Cediendo a las presiones, el gobernador Ricardo Rosselló anunció el miércoles de noche su renuncia y dijo que, a falta de secretario de Estado -quien había renunciado días antes-, lo sucedería la ministra de Justicia, Wanda Vázquez.

 

Este lunes, decenas de personas se manifestaron otra vez en San Juan en rechazo a Vázquez, quien el fin de semana había dicho que no le interesa tomar el relevo.

 

“No tengo interés en ocupar el puesto de Gobernadora. Es un dictamen Constitucional. Espero que el señor Gobernador identifique y someta un candidato para el puesto de Secretario/a de Estado”, escribió Vázquez en Twitter el domingo.

 

El gobernador debe abandonar el cargo el viernes. Por eso, políticos locales, así como artistas y miembros de la sociedad civil han estado pidiendo a Roselló que nombre a un secretario de Estado para que asuma el puesto en lugar de Vázquez.

 

“Yo creo que este es un momento importante para no bajar la guardia, para dejar la casa limpia”, dijo la cantante Ednita Nazario, una de las celebridades locales que ha liderado las protestas, al canal Telemundo.

 

“(Es necesario) que entre gente que está dispuesta a trabajar, pero que sepa”, añadió. Las protestas callejeras, que comenzaron tras la divulgación del chat de Telegram, estuvieron dirigidas principalmente por los cantantes Ricky Martin, René Pérez (Residente) y Benito Martínez (Bad Bunny).