Presidente hondureño niega lazos con narcos

Presidente hondureño niega lazos con narcos

 

Presidente hondureño niega lazos con narcos

 

Un documento revelado en un tribunal de EE. UU. involucra a Juan Orlando Hernández en una conspiración para recibir dinero de un narcotraficante para su campaña política.

 

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, negó ayer haber recibido dinero de narcotraficantes para la campaña que lo llevó al poder en 2014, como acusó un capo en un testimonio ante un Juzgado de Nueva York divulgado por la prensa.

 

El presidente Hernández “niega categóricamente las perversas y falsas acusaciones del traficante de drogas, identificado como Alexander Ardón por la cadena Univision”, dijo el gobierno en un comunicado.

 

La nota oficial añade que Hernández “ha liderado una batalla sin precedentes para liberar a su país del control de los narcotraficantes, trabajando en una alianza efectiva con el Gobierno de Estados Unidos y otros aliados”. “Más de 40 traficantes de drogas han sido extraditados a Estados Unidos, mientras que otros temiendo su captura y extradición negociaron su propia rendición”, subrayó.

 

Ardón, quien se entregó en Guatemala a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) en enero pasado, rindió su testimonio en una Corte de Nueva York durante el proceso en su contra, en el que colabora con la fiscalía para intentar una rebaja en la condena.

 

De acuerdo con la publicación, según la evidencia presentada por el fiscal federal Geoffrey S. Berman en base al testimonio de Ardón, en 2004 Tony Hernández, hermano del Presidente hondureño y preso en Estados Unidos desde noviembre como “narcotraficante a gran escala”, comenzó a forjar relaciones utilizando la influencia de su familia. En el documento se establecen las conexiones de Tony Hernández con el cartel hondureño del Valle Valle y otros capos colombianos.

 

El documento de la Corte no menciona nombres sino códigos e incluye en el delito al expresidente Porfirio Pepe Lobo (2010-2014), cuyo hijo Fabio Lobo fue condenado a 24 años de cárcel en Nueva York por narcotráfico.

 

El texto del Fiscal Federal agrega que Tony Hernández le dijo a Ardón que podrían formar una asociación para tener protección de parte de Lobo y Juan Orlando Hernández “si ganaban las elecciones del 2009”.

 

La nota de Univision, describe que en 2009, año electoral, Ardón se reunió con Lobo, y este le pidió apoyo logístico para su campaña presidencial, y también para Juan Orlando Hernández quien en ese momento era líder congresista. 

 

Lobo ofreció a cambio protección y un puesto político para un pariente. Ardón proporcionó US$2 millones para ambas campañas. Según el documento, Ardón se citó con Hernández y Lobo al entregar la mitad del dinero ofrecido. 

 

Tony Hernández añadió en la conversación con Ardón que creía que su hermano seguiría como Presidente de Honduras en el periodo 2014-2018 y “continuaría protegiéndolos”.

 

Luego, en la campaña de las elecciones de 2013 Juan Orlando Hernández supuestamente pidió a Ardón que apoyara su campaña “sobornando políticos para que reunieran apoyo para él”. “Ardón posteriormente gastó aproximadamente US$1.5 millones de ganancias de drogas” para la campaña que llevó a Juan Orlando Hernández al poder en 2014.

 

Juan Orlando Hernández “más tarde agradeció” a Ardón por la asistencia y le prometió que “estaría protegido”, de acuerdo con el documento judicial.

 

En los años siguientes, Tony Hernández y Ardón trabajaron juntos y traficaron cientos de libras de cocaína cada mes. El documento de la Corte afirma que tomaron medidas necesarias para protegerse y resguardar sus operaciones, incluso la planificación de la muerte de un rival con ayuda de un funcionario de alto rango de la Policía Nacional.

 

Amilcar Alexander Ardón Soriano, es el exalcalde de El Paraíso, Copán. Nacido en noviembre de 1975, es hijo de la guatemalteca Paula Soriano y del hondureño Antonio C.

 

Ardón. Fue miembro del Partido Nacional de Honduras y se caracterizó por ser el jefe edil más extravagante del país, que construyó un palacio municipal de lujo con helipuerto incluido. Durante dos periodos se mantuvo a cargo de la Municipalidad, siempre viajando en autos blindados y fuertemente custodiado.

 

Su hermano Hugo Ardón fungió como director del Fondo Vial durante el gobierno de Porfirio Lobo. Los hermanos Ardón operaban en la zona occidental del país desde donde manejaban el trasiego de droga hacia EE. UU. En enero de este año, EE. UU. pidió la extradición de Alexander Ardón quien se entregó en Guatemala a la DEA después de varias negociaciones. – DIARIOS DE HONDURAS.

 

En 2012, el Congreso aprobó la extradición de hondureños a EE. UU. por cargos de tráfico de drogas. Alexander Ardón cuestionó a Tony Hernández sobre la aprobación, y este le dijo que Estados Unidos había presionado, pero que estaba seguro que no sería extraditado.

 

Tony Hernández lanzó su propia campaña para un cargo político en 2012, y ganó un escaño en el Congreso como diputado suplente.

 

Las extradiciones comenzaron en 2014, y los primeros en ser capturados fueron miembros del cartel del Valle Valle. También fue arrestado en mayo de 2015 en Haití, el hijo de Porfirio Lobo, Fabio. Tony Hernández, hermano del mandatario actual, fue arrestado en Miami en 2017, y se ha declarado no culpable de los cargos por tráfico de drogas. Tiene juicio programado para el 2 de octubre. -Con información de Univision.