Acuerdo para que Guatemala sea tercer país seguro es ilegal, afirma Eliot Engel

Acuerdo para que Guatemala sea tercer país seguro es ilegal, afirma Eliot Engel

 

Acuerdo para que Guatemala sea tercer país seguro es ilegal, afirma Eliot Engel

 

El congresista estadounidense Eliot Engel, asegura que firmar un acuerdo entre EE. UU. y Guatemala, para que este se convierta en un país que otorgue asilo a migrantes, es ilegal debido a que no obedece las leyes norteamericanas.

 

El presidente Jimmy Morales se reunirá el lunes 15 de julio con su similar Donald Trump para firmar un acuerdo que, según fuentes cercanas a la Casa Blanca, declararía a Guatemala como tercer país seguro, por lo que sería receptor de migrantes que soliciten asilo.

 

Engel afirmó que además de ser peligroso que se firme ese acuerdo, es ilegal debido a que Trump “no tiene autoridad constitucional independiente para negociar y concluir tales acuerdos. Más bien, esa autoridad debe fluir desde y ser ejercida de conformidad con un estatuto aprobado por el Congreso”.

 

Esta aclaración la hizo el congresista, miembro del comité de Asuntos Exteriores, a través de una carta enviada a los secretarios de Estado, Mike Pompeo y al interino de Seguridad Nacional, Kevin Mcaleenan. La misiva está fechada el 27 de junio.

 

El político recordó esa carta este 13 de julio, a través de su cuenta de Twitter, en donde también reiteró que varios informes de derechos humanos sobre Guatemala y México, a quien también se le ofreció ser un tercer país seguro, carecen de sistemas judiciales con procedimientos justos para manejar las solicitudes de asilo.

 

“En términos humanos, negar a los niños y las familias centroamericanas una forma segura de solicitar asilo los pone en mayor riesgo para que Trump pueda impulsar su agenda radical antiinmigrante”, señala el congresista.

 

En su carta, firmada también por Jerrold Nadler, presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes y Bennie G.

 

Thompson, del Comité de Seguridad Nacional, explican que  “en lugar de negociar ilegalmente acuerdos seguros de terceros países con los gobiernos de Guatemala y México, la Administración debería volver a la política bipartidista de larga data y de sentido común de brindar asistencia extranjera a los países del Triángulo del Norte para abordar las causas fundamentales de la migración infantil y familiar”.

 

La misiva ofrece información sobre las condiciones mínimas que deben ofrecer los terceros países seguros, como “que la vida o la libertad del extranjero no se vean amenazadas por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social particular u opinión política”, pero “los informes de derechos sobre Guatemala y México dejan claro que Guatemala y México no cumplen con estos estándares”.

 

Finalmente, en sus redes sociales, Engel afirma que “el presidente Trump es adicto al caos a expensas del pueblo estadounidense, por lo que a veces es fácil perder el rastro de la última crisis. Pero, no podemos permitir que Trump negocie acuerdos ilegales que pondrían en peligro las vidas de los niños y familias centroamericanos que huyen”.