Alejandro Giammattei declara estado de Prevención en Mixco y San Juan Sacatepéquez

Alejandro Giammattei declara estado de Prevención en Mixco y San Juan Sacatepéquez

 


Alejandro Giammattei declara estado de Prevención en Mixco y San Juan Sacatepéquez

 

Los constantes ataques armados han dejado múltiples víctimas y el gobierno de Jimmy Morales no logró detener estos actos de violencia.

 

El presidente Alejandro Giammattei declaró estado de Prevención en los municipios de San Juan Sacatepéquez y Mixco como una medida para detener los actos de violencia.

 

“Existe una grave situación de inseguridad consecuencia de una serie de actos que riñen con el bien común, la gobernabilidad y el orden institucional y público, afectando a las personas”, señala el decreto gubernativo 1-2020.

 

El documento expresa que estos actos ponen en riesgo la vida, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y el desarrollo integral de los habitantes de esos municipios.

 

Además señala que para prevenir que se agrave la situación se considera conveniente y necesario adoptar con carácter urgente todas las medidas oportunas que contenga el estado de prevención.

 

Alejandro Giammattei en un video publicado explicó que esta decisión es parte de su lucha contra la inseguridad. La operación se denomina recuperación y contro 1 y se extenderá a todo el país, anunció.

 

“Es prevenir el delito pero sobre todo brindar seguridad a la población y llevar la paz a lugares donde se perdió desde hace mucho tiempo”, dijo Giammattei.

 

Habló incluso de extranjeros que vienen con proyectos de “usura” que con altas tasas de interés prestan a personas y luego si no pagan las asesinan.

 

Mynor Espinoza, vocero de la municipalidad de Mixco informó que desde tempranas horas se observó la presencia del Ejército en el Caminero y varias zonas de ese municipio.

 

  • Militarizar los servicios públicos, centros de enseñanza e intervenir los servicios particulares.

 

  • Fijar condiciones a derechos de huelga, impedirlos o prohibirlos.

 

  • Limitar celebraciones al aire libre, manifestaciones públicas u otros espectáculos.

 

  • Disolver por la fuerza toda reunión, grupo o manifestación pública y exigir a los órganos de publicidad o difusión, que eviten todas aquellas publicaciones que inciten a la alteración del orden público, a juicio de las autoridades