Con esta ley se asignarían Q923 millones para conservación de la Cuenca el Mirador

Con esta ley se asignarían Q923 millones para conservación de la Cuenca el Mirador


Con esta ley se asignarían Q923 millones para conservación de la Cuenca el Mirador

 

Iniciativa presentada por senadores estadounidenses va encaminada a la protección de sitios arqueológicos de Petén.

 

La Cuenca Mirador-Calakmul, en el norte Petén y al sur de Campeche, México, es considerada el último tesoro natural y cultural en Guatemala y cuna de la civilización Maya, por lo que recientemente tres representantes del Senado de Estados Unidos presentaron una iniciativa de ley para dotar de fondos al programa de investigación, rescate, conservación y preservación de su sistema.

 

La legislación S.3131, denominada “The Mirador-Calakmul Basin Maya Security & Conservation Partnership Act” fue diseñada y presentada por los senadores estadounidenses Jim Inhofe, presidente del Comité de Servicios Armados; Tom Udall, líder Demócrata del Subcomité de Apropiaciones; y Jim Risch, presidente del Comité de Asuntos Exteriores”, según una traducción de la página oficial del Congreso estadounidense.

 

Si esa iniciativa es aprobada, “el gobierno de Estados Unidos proporcionaría US$60 millones -unos Q461 millones- durante los siguientes cinco años para fortalecer la gobernabilidad y la aplicación de leyes en Guatemala que combatan el saqueo de sitios arqueológicos, así como la tala ilegal de bosques, la depredación y la caza furtiva de animales silvestres en peligro de extinción”, agrega dicha fuente.

 

La legislación propuesta contempla que el Departamento del Interior de Estados Unidos, que apoya la investigación científica en la Cuenca, participe en la administración de los fondos para fortalecer la aplicación de las leyes atinentes, iniciativas de seguridad, conservación y preservación, así como el fomento de las investigaciones ambientales y arqueológicas.

 

El Mirador se encuentra ubicado a orillas del bajo «La Jarrilla» y éste fue muy importante para el desarrollo del lugar desde que los primeros habitantes lo poblaron pues fue utilizado como recurso de captación de agua pluvial y drenaje mayor. El bajo «La Jarrilla»

 

Además, el Banco Centroamericano de Desarrollo asumió el compromiso de igualar el monto de US$60 millones propuesto por la S.3131 en el Senado de Estados Unidos, fondos que servirían para proporcionar la infraestructura necesaria que facilite la puesta en marcha del programa, con lo cual se contaría con un fondo potencial combinado de US$120 millones -unos Q923 millones -.

 

Richard Hansen, arqueólogo estadounidense que dirige el Proyecto Cuenca Mirador-Calakmul, calificó la iniciativa como un acontecimiento histórico, pues al contar con esos fondos ejecutarán proyectos de desarrollo en las comunidades “más necesitadas” del área y se fortalecerá la economía del país.

 

Añadió que nunca se había hecho una propuesta de esa magnitud encaminada en la conservación de los sitios arqueológicos de Guatemala-

 

“Es positivo para Guatemala. Por primera vez al Congreso -de Estados Unidos- le interesa la conservación de la zona. El modelo es para apoyar a la gente más pobre del país, es un proyecto para incorporar e impulsar las comunidades más pobres en el modelo económico, y todo el país puede prosperar con la conservación de la Cuenca el Mirador por la cantidad de sitios arqueológicos que hay”, dijo Hansen.

 

Agregó que si la iniciativa se convierte en ley mejorarán los modelos de vigilancia en la cuenca con el apoyo del Ejército de Guatemala, a cuyos soldados se les daría capacitación y entrenamiento especial para atender casos de talas ilegales, saqueo de piezas arqueológicas, caza ilegal, narcotráfico y tráfico de personas.

 

Además, dijo que estudiarán los sitios arqueológicos con equipo especializado en la restauración de edificios a gran escala y que fortalecerán las concesiones forestales, pero de productos no maderables como: Xate, Chicle, semilla de ramón, pimienta y miel.

 

Otro aspecto que el arqueólogo destaca es el fortalecimiento de la industria del turismo. “Los sitios del Mirador son más antiguos y más majestuosos que Tikal y eso atraería a más turistas y estos permanecerán más tiempo en Petén”, dijo Hansen.