Criterio del TSE favorece con el voto nulo a candidatos punteros

Criterio del TSE favorece con el voto nulo a candidatos punteros

 

 

Criterio del TSE favorece con el voto nulo a candidatos punteros

 

El Tribunal usará mecanismos distintos para decidir si se repite una elección por mayoría de votos nulos, y para declarar ganadora a una planilla en la elección presidencial.

 

El Tribunal usará mecanismos distintos para decidir si se repite una elección por mayoría de votos nulos, y para declarar ganadora a una planilla en la elección presidencial.

 

A 12 días para las Elecciones Generales, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) sigue sin informar a la población cómo se aplicará el voto nulo. Los magistrados rehúyen a dar explicaciones, pero el Tribunal ya definió un criterio con el que —si el voto nulo no alcanza más de la mitad de sufragios válidamente emitidos— el binomio presidencial que obtenga más votos válidos será el ganador de la contienda, incluso en la primera vuelta, aunque el número de votos que logre sea menor que el total de nulos.

 

Para entender cómo el TSE interpretó la forma para aplicar el voto nulo hay que conocer dos tipos de sufragios que ese órgano definió para la presente elección: “votos válidamente emitidos” y “votos válidos emitidos”, ambos suenan casi igual; pero según el criterio del colegio electoral no son lo mismo.

 

Gloria López, directora Electoral del TSE, indicó que los “votos válidamente emitidos” son la suma de los sufragios contabilizados a favor de todos los partidos políticos, los nulos y en blanco, sin contar las papeletas no utilizadas. Este será el universo para calcular si cualquiera de las cinco elecciones (presidencial, diputados distritales o nacionales, al Parlacen y corporaciones municipales) se repite, siempre que los sufragios nulos sean más de la mitad.

 

Pero el cálculo para conocer cuál es la planilla ganadora en la elección presidencial será distinto, sostuvo López. Solo se tomarán en cuenta los “votos válidos”, que corresponden a los que hayan logrado cada uno de los partidos en contienda. La directora electoral dijo que para definir la mayoría absoluta o relativa de votos no se tomarán en cuenta los votos nulos porque estos solo tienen validez jurídica a efecto de determinar la repetición de una elección.

 

Esto se producirá únicamente en el caso de definir la planilla ganadora de la Presidencia de la República, porque según la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) para que un candidato presidencial gane en primera vuelta deberá obtener la mayoría absoluta de votos.

 

A decir de Édgar Ortiz, director del área jurídica de la Fundación Libertad y Desarrollo, el criterio del TSE es “antojadizo y grave” porque para calcular si una elección se repite el TSE hace que sea más difícil alcanzar la mitad más uno, del total de votos. Mientras que, para los candidatos que encabecen las votaciones lo hace más fácil porque para obtener ese cómputo los sufragios nulos y en blanco no son tomados en cuenta.

 

López dijo que, el concepto de “votos válidamente emitidos” se diseñó porque en las reformas se creó la figura del “voto inválido”.

 

“El Tribunal en una sesión analizó, porque es al TSE al que le corresponde la interpretación de la Ley Electoral. En una sesión tengo entendido que analizaron y se llegó a esa conclusión. No le sabría decir cuándo fue”, explicó la directora electoral, quien agregó que “es una improbabilidad matemática” que alguno de los candidatos a la Presidencia pueda resultar beneficiado con la nueva forma de contabilizar los votos.

 

Ricardo Barreno, del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos, aseguró que el TSE ha manifestado que el voto nulo será tomado como un candidato más, al momento de realizar el conteo final. Barreno cuestionó que los magistrados no hayan hecho público ningún documento para aclarar este formato.

 

De acuerdo con el dictamen 4528-2015 de la Corte de Constitucionalidad (CC), el voto nulo representa una forma para que el elector exprese “su rechazo, hartazgo o insatisfacción respecto de la clase política del país”; sin embargo, los diputados no tomaron en cuenta este criterio al momento de aprobar el artículo que da validez jurídica al voto nulo y eliminaron del dictamen original de la iniciativa de ley, la obligatoriedad de postular nuevos candidatos si, eventualmente, se ordena repetir cualquier elección.