Desfile del Día del Ejército causa polémica y activistas exigen respetar acuerdos de paz

Desfile del Día del Ejército causa polémica y activistas exigen respetar acuerdos de paz

 

Desfile del Día del Ejército causa polémica y activistas exigen respetar acuerdos de paz

 

Militares marchan por las avenidas de Las Américas y Reforma para llegar al Campo de Marte, en la zona 5.

 

Luego de 12 años fuera de las vías públicas, el Ejército de Guatemala vuelve a marchar este domingo por las calles de la capital en el aniversario de la institución.

 

El desfile del Ejército comenzó a las 9.00 horas frente al monumento a Juan Pablo II, en la zona 13; luego transitará por la avenida Las Américas, se conectará a la avenida La Reforma y terminará en el Campo de Marte, en zona 5.

 

En este recorrido se espera la participación de miembros el Ejército, vehículos y equipo de la institución armada. El desfile fue suspendido por oposición de organizaciones sociales, quienes calificaron el evento de “contraproducente” con la memoria de las víctimas del conflicto armado interno.

 

Según el Ministerio de la Defensa, la actividad se realiza para demostrar las capacidades del Ejército para defensa nacional, gestión de riesgos y operaciones de paz. La presidencia de Jimmy Morales ha intentado reanudar el desfile militar en los últimos tres años, en el 2016 avaló esta marcha de las fuerzas castrenses, pero fue suspendida y se realizó en la Brigada Militar Mariscal Zavala, mientras que el año pasado la tragedia del Volcán de Fuego, en Escuintla, dificultó la realización del desfile militar.

 

En paralelo, la organización Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia con el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S) realizará la Marcha por la Memoria, saliendo del Parque Morazán, en la zona 2 capitalina, a las 10 horas y finalizando en la Plaza de la Constitución al mediodía. Esta marcha es organizada desde hace 20 años y tiene por objetivo celebrar la vida de las víctimas del conflicto armado interno.

 

Al cierre de la Marcha de la Memoria se realizará en la Plaza de la Constitución un festival de grafiti, poesía, teatro y música. También se instalarán toldos para juegos educativos destinados a los niños y un pequeño mercado artesanal.

 

Cuestionado desfile: El desfile se realizó por última vez en el 2007 por críticas a la institución, cuestionada por violaciones a los derechos humanos durante la guerra. En el 2008 el entonces presidente Álvaro Colom suspendió el desfile del Ejército en las calles de la capital, pues varias organizaciones solicitaron que se cancelara por respeto a las víctimas del conflicto armado interno. Esta decisión también se mantuvo en el mandato del general retirado Otto Pérez Molina.

 

Para Jorge Santos, de la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos (Udefegua), este desfile “se enmarca en el proceso de regresión en democracia y derechos humanos de este gobierno”. Santos destacó que este tipo de actividades “es contrario a la agenda de los Acuerdos de Paz y es un retroceso respecto a las pocas y débiles garantías de la democracia del país, así como una afrenta a las más de 150 mil víctimas del conflicto armado interno”.

 

De igual forma Roberto Méndez, de H.I.J.O.S., considera que la marcha “es una muestra simbólica de la ofensiva del gobierno contra los avances por la justicia y la memoria en el país”. Para Méndez “a partir del juicio por genocidio del 2013 hay una rearticulación de las fuerzas contrainsurgentes del país, este gobierno tiene un compromiso con la impunidad y es simbólico que eligierán desfilar en zonas exclusivas de la ciudad, ya que no es un Ejército al servicio de la población”.

 

Según Méndez la Marcha de la Memoria no coincidirá con el desfile del Ejército y no se espera ningún choque. “Nuestra organización cree que la memoria es un territorio en disputa, pero nosotros no vamos a hacer ningún tipo de actividad contra el desfile, no lo creemos conveniente en el contexto de polarización” aseguró Méndez.

 

Por su parte, el general retirado Jose Luis Quilo Ayuso, de la Asociación de Veteranos Militares (Avemilgua), celebró el regreso del desfile a las calles “me alegra, es buena idea porque el Ejército es del pueblo y para el pueblo” aseguró. “Me hace feliz, es parte del instinto que todos tenemos de querer ver desfilar con gallardía y coordinación a todos los que van marchando” dijo.

 

“Lo único que no me gusta es que no pasé por el Palacio de gobierno, por la Plaza de Armas. La gente estaría feliz de verlo pasar por la Sexta Avenida, vería el desfile tranquila” aseguró el militar en situación de retiro. Respecto a posibles manifestaciones o acciones contra el desfile, Quilo Ayuso indicó que esperaba “que la autoridad reprima esas malcriadezas, ¿cómo va a ser que indefenso, le tiren a uno un bote de pintura roja?”.

 

Según el general Quilo Ayuso, Avemilgua no ha recibido ni ha pedido participar en este desfile que solo contará con miembros del Ejército en activo.