El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) presentó el informe de la necropsia de los tres soldados que murieron en El Estor, Izabal.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) presentó el informe de la necropsia de los tres soldados que murieron en El Estor, Izabal.

 

 

 

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) presentó el informe de la necropsia de los tres soldados que murieron en El Estor, Izabal.

 

A decir del comunicado compartido por la institución forense, los procedimientos de necropsia concluyeron que los soldados Isaías Baleu Caal (22), César Augusto Leonel Seb Tun (30) y Carlos Stiven Mayén Cabrera (30) “fallecieron a consecuencia de heridas producidas por proyectil de arma de fuego de carga múltiple, posiblemente escopeta”.

 

Según la versión inicial del Ministerio de la Defensa, los militares que pertenecían a la Infantería de Marina del Ejército fueron desarmados por parte de desconocidos y ejecutados con sus propias armas.

 

Sin embargo, el informe compartido por el Inacif podría dirigir las investigaciones hacia otro rumbo, ya que los soldados utilizan fusiles de asalto y no armas de fuego de carga múltiple.

 

La necropsia se hizo en la sede pericial del Inacif en Puerto Barrios y las muestras recabadas durante este procedimiento serán enviadas a los laboratorios de criminalística de la Ciudad de Guatemala.

 

Al finalizar con las necropsias, el Inacif entregó los cuerpos de los soldados al Ejército, que coordinó el traslado de los restos  a la ciudad capital, donde los esperaban los familiares.