Excandidata de la UNE Sandra Torres fue enviada a Mariscal Zavala

Excandidata de la UNE Sandra Torres fue enviada a Mariscal Zavala

 

 

Excandidata de la UNE Sandra Torres fue enviada a Mariscal Zavala

 

Sandra Torres, excandidata presidencial de la UNE, permanecerá en prisión en Mariscal Zavala, en una área que ya sobrepasó su capacidad.

 

Sandra Torres, excandidata presidencial de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), señalada de financiamiento electoral ilícito y asociación ilícita, pasará la noche y al menos hasta el 6 de septiembre en el Centro Preventivo de la zona 17, más conocido como la cárcel VIP dentro de Mariscal Zavala.

 

Claudette Domínguez, jueza de Mayor Riesgo A y quien ordenó la captura de Torres, la envió a ese penal luego de la audiencia donde le hizo saber el motivo de su detención.

 

La juzgadora lo decretó así porque consideró que había peligro de fuga y porque un memorial presentado por el abogado defensor Vinicio Salvatierra, donde Torres se ponía a disposición de la justicia, tenía una dirección de domicilio errónea.

 

También ordenó una evaluación médica a cargo del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), en respuesta a una alegación de Salvatierra para que Torres fuera hospitalizada por una arritmia cardiaca, hipertensión arterial y neuralgia, males por los cuales toma cinco medicamentos.

 

Torres fue trasladada durante la tarde a Mariscal Zavala, que desde 2015 recibió a reos con perfil de “vulnerabilidad” según la consideración de los jueces y fiscales, pero para la opinión pública se trata de una cárcel exclusiva para políticos y demás personas implicadas en casos de alto impacto.

 

A primera hora de este 2 de septiembre, en Mariscal Zavala había 29 mujeres, según Rudy Esquivel, portavoz del Sistema Penitenciario. La capacidad de ese ambiente es de 21.

 

Esquivel precisó que las condiciones en las que Torres permanecerá recluida no son públicas, pero obedecen a protocolos de seguridad.

 

Medios de Comunicación, que ha estado en esas instalaciones, pudo observar que el área de mujeres se compone de una bodega donde cohabita la mayoría de las presidiarias y, aparte, hay dos cuartos pequeños, donde solo se permite que haya una mujer por cada uno. De ese sector se fugó Marixa Lemus, alias la Patrona, el 11 de mayo de 2017.

 

Antes de ingresar en el área de mujeres hay que pasar por el de hombres, que las separa entre 150 y 200 metros, en un tramo de terracería que se enloda en estas fechas. Para ingresar al penal hay que pasar cordones de seguridad del Ejército y del Sistema Penitenciario.

 

Como una persona privada de libertad, Torres tendrá derecho a tres visitas por semana, encomienda e ilimitadas visitas de su abogado. Una nota de Prensa Libre de 2016 refiere que entre las encomiendas a las mujeres había almohadas, artículos decorativos, comida y gaseosas.

 

Podrá tener atención médica y a la comida que sirve el penal, podrá acceder a programas de rehabilitación del Sistema Penitenciario, que trabaja áreas como educación, cultura y religión.

 

También deberá cumplir con las normas, que apuntan a la buena conducta. Mientras permanezca allí, Torres estará en un área donde existen reclusas  que fungen como “relatoras de prevención”, pero que no tienen ninguna jerarquía ni privilegios sobre las demás, de acuerdo con Esquivel.

 

Mariscal Zavala también es recinto de 269 hombres que cohabitan en otro sector. Ahí está Gustavo Alejos, antiguo operador de la UNE y exsecretario privado del expresidente Álvaro Colom (2008-2012), implicado en el financiamiento electoral ilícito a la UNE, así como Torres, y un puñado más de casos de corrupción.