Nueva alza en tarifas de energía eléctrica a partir del 1 de mayo

Nueva alza en tarifas de energía eléctrica a partir del 1 de mayo

 

 

Nueva alza en tarifas de energía eléctrica a partir del 1 de mayo

Dicha comisión publicó en el Diario de Centro América las nuevas tarifas que las distribuidoras deberán aplicar a los usuarios a quienes presta el servicio.

 

En base a datos de las distribuidoras proporcionados recientemente y la forma de aplicación del subsidio a la energía los usuarios que consumen de 89 kilovatios hora al mes en adelante percibirían alzas en sus facturas.

 

En esta ocasión el incremento más alto fue para los usuarios de EEGSA, distribuidora que cubre las áreas de Guatemala, Escuintla y Sacatepéquez.

 

En el caso de la Tarifa No Social para la Empresa Eléctrica de Guatemala, S. A. (EEGSA) queda en Q1.30por kilovatio hora al mes (kWh), un alza de Q0.07.

 

Mientras que la de Deocsa llega a Q1.98y Deorsa a Q1.85, según los datos en la resolución de la CNEE, estos significan el incremento de Q0.03 por kWh en cada una.

 

De continuar esa tendencia la de Deocsa estaría a punto de llegar a los Q2 por kWh en los próximos trimestres.

 

El segmento conocido como tarifa no social, que integra a los usuarios con consumos de 301 kWh al mes en adelante, no tiene subsidio.

 

Respecto al comportamiento por trimestre, en EEGSA se registran tres trimestres de alza, desde noviembre del 2018. El incremento desde ese plazo hasta la tarifa que cobrará vigencia en mayo es de Q0.22.

 

En el caso de las distribuidoras de Energuate, las alzas llevan seis trimestres desde febrero del 2018. En ese plazo los incrementos han representado Q0.21 en Deocsa y de Q0.18 en Deorsa.

 

Tarifa Social y subsidio

 

En tanto para los usuarios de Tarifa Social las nuevas tarifas son de Q1.22, el alza en este caso es de Q0.05.

 

Para Deocsa y Deorsa las nuevas tarifas son de Q1.86y Q1.76respectivamente con aumentos de alrededor de Q0.02.

 

En el caso de la tarifa social, el Instituto Nacional de Electrificación (Inde) informó en marzo pasado que posee recursos para sostener el subsidio a la energía en las condiciones actuales hasta el 31 de mayo. Para el resto del año esperan aportes del Estado. Ese ente indicó que no fue incluido en el Presupuesto del 2019 un monto específico que el Gobierno ha adjudicado en dos años anteriores.

 

El Gobierno anunció en esa ocasión que buscan opciones para mantener la cobertura del subsidio.

 

¿Cómo se aplica el subsidio?

 

Energuate atiende a 1 millón 850 mil usuarios de los cuales 97% están en el segmento de tarifa social, EEGSA atiende a 1 millón 269 mil 572 clientes, y el 89.3% son de tarifa social, según datos de las empresas a febrero pasado.

Sin embargo, el subsidio se aporta según el rango de consumo y a la fecha hay algunos rangos que ya no cuentan con este beneficio.

 

  • A la fecha a quienes consumen de 1 a 60 kWh el subsidio se otorga de manera que el usuario solo pague Q0.50 por kWh por energía más el resto de cobros en su factura (cargo fijo por administración, tasa de alumbrado público según cada municipio y el IVA).

 

  • Quienes consumen de 61 a 88 kWh al mes se le subsidia de forma que paguen solo Q0.78 por kWh al mes.

 

  • Quienes demandan de 89 a 100 kWh cada mes, se les aplica el beneficio, pero se les va reduciendo de forma escalonada cada trimestre, hasta llegar a pagar la Tarifa Social Plena. Los datos de las distribuidoras proporcionados en marzo refieren que en las tres compañías este último grupo ya no tiene subsidio, según la reestructuración con reducción con escalonamiento paulatino efectuada por las autoridades.

 

Con base a esos datos los usuarios que consumen de 89 kilovatios hora al mes en adelante percibirán alzas en sus facturas.

 

Aspectos que impactaron al alza

 

Jorge Alonso gerente de EEGSA explicó que para calcular la tarifa que entrará en vigencia en el trimestre que empieza el 1 de mayo, se reportan los costos de generación de energía del trimestre anterior que por la temporada de verano tiene baja generación con agua, además refiere que se ha registrado alza en los combustibles derivados del petróleo por lo que tanto los costos de contratos y de mercado de oportunidad han representado un incremento.

 

El ejecutivo explica que el aumento a aplicarse en el trimestre próximo pudo haber sido mayor pero que se logró reducir a la mitad el impacto en la tarifa al usuario al usar la normativa que les permite diluir la recuperación de los costos en varios trimestres.

 

“Hay un artículo en el reglamento de la Ley General de Electricidad que permite que la distribuidora, de acuerdo con la CNEE, pueda retrasar la recuperación de costos incurridos en el trimestre anterior, que sirve de base para calcular las tarifas” dijo Alonso al agrega que “si hubieramos traslado todos los costos de adquisición de generación de energía en los que incurrimos, el incremento hubiera sido mayor”, añadió.

 

Para el 2019 se prevé que sea un año con un invierno con poca lluvia, agregó el ejecutivo.

 

Por aparte Dimas Carranza, gerente de regulación y tarifas de Energuate, indicó que hasta medio día de este viernes la CNEE no les había notificado las resoluciones al respecto. Sin embargo, esperan ese aviso para analizar y determinar las razones por las cuales las tarifas están variando en este trimestre.

 

Aparte del comportamiento del invierno y alzas a precios del petróleo hay que considerar que para esta tarifa también se toma en cuenta la proyección de costos de generación proyectados para el año estacional que empieza en mayo, que incluye estimaciones en base al comportamiento del invierno, las indexaciones de los contratos de generación térmica como carbón, búnker y gas natural, explicó.

 

Por la temporalidad, por el verano, algunas hidroeléctricas no están aportando como en épocas de invierno como los meses de enero, febrero y marzo que son de sequía, y sirven de base para calcular la tarifa próxima, expuso.

 

Comisión de energía explica los incrementos

 

  • Las alzas en las tarifas se han dado por incrementos en los precios internacionales de los combustibles utilizados para la generación, entre ellos el carbón que subió 25% entre abril de 2018 y febrero 2019, según la CNEE.

 

  • Además, argumenta un efecto por el tipo de cambio del dólar frente al Quetzal.

 

  • La generación eléctrica con combustibles, como carbón y derivados del petróleo, cobra mayor participación en el trimestre de enero a marzo, costos que se toman de base para calcular las tarifas, ante la reducción de la generación hídrica por efectos de las estaciones del clima ya que es época de verano.

 

  • Estas variables también han impactado en el precio de oportunidad (compra venta de energía son contrato) en el Mercado Mayorista, el cual ha registrado un incremento del 45% comparado con el mismo primer trimestre del 2018.

 

  • La CNEE argumenta que aún con estas contingencias las variaciones en las tarifas se han podido amortiguar debido a la evolución y diversificación que ha tenido la matriz de generación de energía eléctrica.