Sandra Torres es beneficiada por jueza suplente

Sandra Torres es beneficiada por jueza suplente

 


Sandra Torres es beneficiada por jueza suplente

 

La excandidata presidencial deberá pagar Q800 mil para salir de prisión.

 

La jueza de Mayor Riesgo E, Eva Recinos –supliendo las vacaciones de Claudette Domínguez, del Juzgado de Mayor Riesgo A, quien regresa hoy a sus labores–, decidió beneficiar a la expresidenciable Sandra Torres con un arresto domiciliario.

 

Tras permanecer más de dos meses internada en un sanatorio privado, la excandidata a la Presidencia podrá regresar a su casa, porque la jueza Recinos decidió que no existen riesgos de su influencia sobre los testigos en el caso por el financiamiento electoral ilícito de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

 

El 16 de octubre pasado, cuando Domínguez procesó a la excandidata y resolvió que debía permanecer en prisión, argumentó que había peligro de que influyera en las declaraciones de los testigos Karin González Rímula y Jorge Ricardo Arévalo Solórzano, asesora de la bancada UNE y bodeguero del partido, respectivamente.

 

Torres fue ligada a proceso por asociación ilícita y financiamiento electoral no registrado, que supuestamente cometió durante la campaña electoral de 2015.

 

La abogada Lourdes Samayoa presentó una carta de renuncia al Congreso de la República de la antigua asesora y a la agrupación política de Arévalo Solórzano, con lo que pretendió acreditar que Torres no podría influir en los testigos, ni presionarlos para que modificaran su declaración. Esos argumentos fueron admitidos por la jueza.

 

Además, Recinos rechazó los argumentos de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) y adujo que, al entregar la acusación contra de Torres, la expresidenciable no podía influir en los siete testigos.

 

Juan Francisco Sandoval, jefe de la FECI, señaló que impugnarán el fallo de la jueza. Medidas de coerción Recinos ordenó a Torres permanecer en el departamento de Guatemala y le impidió abandonar el país sin autorización judicial. La excandidata también debe abstenerse de participar en cualquier reunión política.

 

La jueza ordenó que la expresidenciable pague Q800 mil para gozar de las medidas sustitutivas. El trámite fue realizado ayer por Torres, quien solicitó el formulario para el pago y en breve podrá regresar a su casa.