Sin detalles de crimen contra Manolito Castillo

Sin detalles de crimen contra Manolito Castillo

 


Sin detalles de crimen contra Manolito Castillo

 

El exdiputado murió ayer en horas de la tarde cuando fue atacado a tiros en el interior de la cárcel donde purgaba una condena de 203 años por la muerte de tres diputados al Parlacen.

Manuel de Jesús Castillo Medrano fue asesinado ayer en el interior de la Granja Modelo de Rehabilitación Penal Pavón, situada en el municipio de Fraijanes.

Fernando Lucero, portavoz del Ministerio de Gobernación, indicó que la muerte de Castillo Medrano fue un ataque directo por lo que ya han iniciado con las investigaciones correspondientes.

Por el hecho fue capturado y puesto a disposición de las autoridades Edgar Eduardo Coz Chonay.

Manuel Castillo cumplía una condena de 203 años interpuesta por un Tribunal de Sentencia luego de ser declarado culpable del asesinato de los diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen), hecho ocurrido en febrero de 2007.

Originario de Moyuta, Jutiapa, y mejor conocido como “Manolito Castillo”. Fue diputado al Congreso de la República durante la legislatura 2004-2008, representaba al departamento de Jutiapa. Ganó su curul con el Partido de Avanzada Nacional (PAN) pero antes de asumir renunció a dicha agrupación y se integró a la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

La UNE lo expulsó de sus filas a finales de 2005 luego de que se evidenciara la extravagante vida del diputado y sus vínculos con el crimen organizado.

Posteriormente, en marzo de 2006, Castillo perdió su visa para viajar a Estados Unidos. Para entonces ya era público que el político había adquirido una camioneta Hummer modelo 2005 que supuestamente era propiedad del cantante mexicano Luis Miguel. Desde entonces las autoridades empezaron a darle seguimiento hasta que descubrieron su participación en actividades relacionadas al narcotráfico.

Manolito Castillo también fue alcalde de Jutiapa para el periodo 2008-2012, sin embargo, no pudo asumir como jefe edil puesto que ya tenía un proceso legal abierto por su implicación en el caso del asesinato de los diputados al Parlacen.

La Alcaldía fue ganada con el comité cívico El Castillo. Reportes de la fecha relatan que Manolito ganó las elecciones en Jutiapa a base de regalos en efectivo, viajes en helicóptero o con realización de jaripeos gratuitos.

La vida de Manolito Castillo estuvo vinculada a historias de robo de vehículos, sicariato y participación en el trasiego de narcóticos hacia Estados Unidos.

A los 24 años de edad, Castillo fue detenido por las autoridades en el oriente del país mientras manejaba un vehículo con placas californianas que contaba con reporte de robo en Estados Unidos.

De acuerdo con la revista electrónica Albedrío también existían documentos que comprometían a Castillo Medrano en la participación del asesinato de una persona en Los Ángeles, California, entre 1995 y 1997.

Una investigación del desaparecido Departamento de Operaciones Antinarcóticas (Doan) evidenció que en 2000 una avioneta de narcotraficantes aterrizó en un sector de la ciudad Pedro de Alvarado, Jutiapa, con un cargamento de droga, mismo que habría sido tumbado por los hermanos Castillo Medrano, de acuerdo con las pesquisas de las autoridades en esa época.

En junio de 2002, el Doan también emitió un informe en que advertía que los hermanos Castillo Medrano dirigían un grupo de asaltantes de furgones y carros en la cuesta de La Conora, Jutiapa.

En diciembre de 2005, una investigación de elPeriódico, develó que once guardaespaldas de Manolito Castillo también eran parte de una banda de sicarios y estaban vinculados con el asesinato de un diputado y de un alcalde de Jutiapa.

Caso Parlacen: En diciembre de 2010, el Tribunal Primero de Alto Riesgo, declaró culpable a Manuel Castillo de ser el autor intelectual del asesinato de tres diputados salvadoreños del partido Arena y su piloto, hecho que tuvo lugar en la finca La Parga, Santa Elena Barillas, en febrero de 2007.

Los diputados Eduardo D’aubuisson, William Pichinte y José Ramón González representaban a su país ante el Parlacen, fueron secuestrados, torturados y asesinados en esa fecha.

El tribunal guatemalteco aceptó la tesis del Ministerio Público, que señaló que el motivo del asesinato de los diputados al Parlacen fue una venganza planificada por parte del exdiputado salvadoreño, Roberto Carlos Silva Pereira en contubernio con Manuel Castillo.

La represalia de Silva Pereira habría sido en respuesta a la votación que tuvo lugar en la Asamblea salvadoreña en donde todos los partidos, incluida la agrupación política Arena, decidieron retirarle la inmunidad para que pudiera ser investigado por casos de lavado de dinero y corrupción.

El MP pudo comprobar que Silva Pereira mantuvo comunicación con Manolito Castillo entre el 4 de octubre de 2006 y el 12 de noviembre de 2006, tiempo en el que concertaron un plan que diera fin a la vida de D’aubuisson, Pichinte y González, quienes el día de su muerte se dirigían de El Salvador hacia Guatemala para participar en las sesiones plenarias del Parlacen.

Los supuestos ejecutores materiales de la muerte de los tres diputados fueron Luis Arturo Herrera, José López Arreaga, José Adolfo Gutiérrez y Marvin Escobar Méndez, todos elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) quienes fueron asesinados en la cárcel El Boquerón, Santa Rosa, donde guardaban prisión por su presunta implicación.

Durante la investigación del caso también se mencionó como posible móvil del hecho un tumbe de droga o el robo de una millonaria cantidad de dólares que supuestamente era transportada por los parlamentarios salvadoreños.