Velocidad autorizada en la ruta Interamericana podría ser causa de accidentes

Velocidad autorizada en la ruta Interamericana podría ser causa de accidentes

 

 

Velocidad autorizada en la ruta Interamericana podría ser causa de accidentes

 

La ruta Interamericana es la vía en la cual los pilotos abusan más de la velocidad por la topografía y porque tiene la autorización más alta para correr.

 

Según la exvocera del Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil, Dalia Santos, en esta ruta la máxima velocidad que se tiene autorizada es de 80 kilómetros por hora, mientras que en las rutas al Atlántico, Pacífico y a El Salvador es de 70 km.

 

Esta libertad podría incidir para que constantemente ocurran accidentes en esa ruta, tal como sucedió ayer domingo cuando a un picop se le desprendió una plataforma que jalaba, la cual impactó con un pequeño camión que viajaba en sentido contrario.

 

El choque provocó la muerte de Jorge Machan de 25 años, Carlos Leonel Ajche Jop, 22 años y José Levi Ajche Jop, 5 años, quienes viajaban en el camión. El conductor, junto con el picop, huyeron del lugar inmediatamente.

 

Santos, quien actualmente es vocera de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de Villa Nueva, dice que la Ley y el Reglamento de Tránsito prohíben que cualquier vehículo sea modificad para jalar cualquier otro objeto.

 

La vocera explica que la prohibición se debe a que si se les agregan objetos pesados los automotores  pierde su capacidad de desplazamiento con la cual fueron construidos. “El peso de la carga no garantiza su movimiento y se vuelve vulnerable a accidentes”.

 

Santos asegura que las tarjetas de circulación especifican el tipo de vehículo, la cual debe  coincidir con la licencia de conducir del piloto y que en el caso del picop que causó este accidente se debe establecer si se usaba para trasladar objetos, por ejemplo verduras, o si fue circunstancial el hecho, pero que en todo caso tenía prohibido circular con la plataforma.

 

La vocera de la PMT indica que los picops pueden ser usados para trasladar personas solo en los lugares donde no existe transporte público, pero que deben ser de más de 3.5 toneladas e instalar una baranda, pero que aún así tienen regulaciones, pues los de palangana larga puede trasladar hasta 12 personas y los de corta ocho.

 

Santos dice que las autoridades relacionadas con el tránsito, tanto en los centros urbanos, como en las carreteras nacionales, deben estar atentas observando la vía pública y ser enérgicos con los automotores que alteran la seguridad vial de los guatemaltecos.