Hay lutos de lutos…!!!!

 

Por VINICIO Aguilar

 

 

No han pasado más de 2 meses que mi mamita Juanita murió, si, se apagó su luz a los 94 años y dejo de brillar para sus bisnietos y de allí para todos los que somos o no descendientes de los Mancilla, unos la siguen llorando, otros esbozan  suspiros, muchos la traen al tema de conversación a cada momento, hay quienes mandan fotos en los ¨chats¨ de familia, a los 40 días mención en una misa y yo, que la siento viva…!!!!, que no ha fallecido, que este 1 de noviembre visitare su tumba quizá por única vez, justo ahí también fue sepultado mi papa al que le platico mis clavos y casi se de sus breves y directos consejos.

 

 

Este es un luto para mi familia, que cada quien va superando a su manera, sus contemporáneos o mi hermana irán dejando  de vestir sin colores llamativos; yo continuo con la fiestamulticolor de lo que ella  me enseño, la alegría que irradio mientras estuvo presente en cada momento   de mi vida, de hacerle frente a todo y en el momento, de ser feliz y no engancharse,  como diría José José en su canción ¨lo pasado, pasado¨ de sonreírle  a la vida, menos al vecino que ¨chinga¨al que había que poner en su lugar (porque también tenía su carácter).

 

 

Los lutos, que los hay de muchos, se guardan el tiempo que uno estime, se van acomodando y disipando, lo  vital, en el caso de mi Juanita, es que la relación fue ejemplar, transparente, frontal, autentica, no hay cuestionamiento alguno, solo buenas vibras, porque hay lutos, que amargan, que repugna recordarse, que no por fuerza murió la personaque daño y se alejó, que  sigue viva y no se deja enterrar, que pasa por la misma calle la que uno no quiere cruzar , la canción que no debería cantar y los momentos para sepultar.

 

 

Alguien me comento que su Psicólogo le dijo ¨estas pasando por una etapa de luto¨, no me atrevería a cuestionar al experto en  analizar conductas y quien ayuda a desatar los ¨nudos ciegos¨ que uno mismo llega a enredar, la diferencia es que la Juanita dejo de brillar y en los lutos que no hay fallecido, el fulano o fulana dejo de ¨chingar ¨; estos duelosdeben sanar, en cuanto tiempo no podría aconsejar o de quémanera se podrían remendar, lavar o lo mejor… borrar.

 

 

Un buen ejercicio sería dejarlos pasar, pero la mente suele traicionar y los sentimientos y en particular, si  hubo heridas hacerlas sangrar, hasta cuándo?  Nadie puede precisar, lo vital es no dejarse naufragar, la deriva no es más que hacerlos ganar, después de que su presencia en uno, la vino a ¨ca……ar¨

 

 

En una parte del libro ¨Medico de Cuerpos y Almas¨ de Taylor Caldwell, esta  novela narra el periplo del gran sanador Lucano, más conocido como San Lucas, el tercer evangelista. Una novela donde los valores sublimes de un hombre entran en colisión con la crueldad de una sociedad en plena decadencia; algo así como jugarle la vuelta a la pareja (que no por fuerza es esposo o esposa, novia o novio, se da entre amigos, familiares, cuates y hasta con buenos compañeros de trabajo)

 

 

Esa colisión pasa frecuente entre los terrenales, se falla de una u otra manera, se altera la vida de una segunda persona, se quiere, pero se jode; se ama, pero se engaña;  se extraña, pero se aleja; se abraza y se apuñala, se busca, pero se esconde; se necesita, pero se usa; y si se besa se siente y es hasta ardiente, pero la duda hace pensar que se miente, la realidad no se entiende y el deseo está presente, pero  se confunde entre la mente.

 

 

Hay lutos de lutos, los que dejan el desprendimiento físico de un ser amado o el desgraciado, da.

Cúrese  y  viva

ESTADO DEL TIEMPO

Go to top