¡Gracias a la Vida…que me ha dado Tanto!!!

¡Gracias a la Vida…que me ha dado Tanto!!!

 

 

¡Gracias a la Vida…que me ha dado Tanto!!!

 

Por VINICIO Aguilar

 

Cuando Violeta Parra se inspiró en esta exitosa melodía percibida como alegoría a la Vida, y que hoy por hoy es sentida como un himno, hizo que millones en el mundo la cantaran y la sigan cantando, otros la tomen como un referente al día a día y la citen como ruta de vida y así debe haber cualquier cantidad de enfoques, hasta llegar a uno más, el MIO.

 

Uno de estos sábados de sol radiante, de buen amanecer en casa con todas las comodidades y alejado de penas mayores, viví uno de esos momentos que se quedan como estampa en el álbum preferido de futbol de mi nieto Santiago, de esos instantes que marcan, que “zarandean” el interior, que nos hace recordar darle gracias a Dios y la vida misma, que nos ejemplifica con la verdad, con la realidad y que nos traslada a un punto donde con los pies en la tierra, debemos de gritar desde muy adentro de nuestro ser……”Gracias a La Vida que me ha dado Tanto”

 

El escenario era un bien cuidado jardín de un condominio citadino, a donde acompañe a mi esposa Patty para ser parte de una sesión fotográfica promovida por la fundación FARES, que entre otros de sus invaluables objetivos vela por la salud de los niños con cáncer y erradicar el abandono del tratamiento de esta invasiva enfermedad.

 

Pasados unos minutos llegó la otra persona que participaría en la sesión de fotos, una niña de 11 años edad, su cabello había desaparecido y su peculiar tono de piel denotaba los síntomas de la sesión de quimioterapia a la que había asistido antes de llegar al espacio escogido por el fotógrafo y María Eugenia Barrios directiva de FARES. 

 

Quedé extasiado, en mi vida como periodista he vivido momentos de momentos, de extrema frialdad, pero este fue de despertar conciencia, de revivir recuerdos, de abrir y cerrar los ojos a esa realidad, niños y niñas afectados por el cáncer.

 

La niña oriunda del departamento del Peten, ahora está viviendo en los albergues de FARES, donde la apoyan con su tratamiento para luchar contra el cáncer en un ambiente apropiado, que surge desde el año 2007 y que se sostiene a base de apoyo económico privado y actividades como bingos, baratillos, bazares y ahora, de la venta de rosas y orquídeas para este 10 de mayo y cuyos fondos van a los tratamientos de la niñez que padece de esta enfermedad.

 

Se estrecharon en un abrazo Patty y ella, era visible que le molestaban los radiantes rayos del sol, su piel sudorosa denotaba malestar, pero su vitalidad de niña era más poderosa, su compromiso para con la causa de buscar fondos para ayudarse y ayudar a sus compañeritos sobre pasaba toda barrera, se tomaba breves descansos y acataba las recomendaciones del fotógrafo, que al igual que la tutora de la niña y yo quedábamos sorprendidos de su vitalidad y entrega.

 

Su rostro dibujaba su realidad, su mirada trasladaba ingenuidad y daba la apariencia que divagaba hacia puntos diversos; la sesión termino, la última fotografía captó el abrazo de ambas fundido en la entrega de una flor con AMOR.

 

FARES este año volverá a promover la venta de arreglos florales, rosas y orquídeas para agenciarse de fondos, mientras eso llega y la promoción se hace visible, yo le sigo dando Gracias a Dios y a la Vida misma que me ha Dado Tanto.