¿Es buena idea tener una relación sentimental con alguien del trabajo?

¿Es buena idea tener una relación sentimental con alguien del trabajo?

 

 

¿Es buena idea tener una relación sentimental con alguien del trabajo?

 

La atracción física y la admiración que puede causarle el intelecto de otra persona son dos de las razones más comunes que pueden hacerlo sentir “un clic” con alguien de su oficina. ¿Pero será buena idea dar un paso adelante?

 

El trabajo es quizá el lugar en donde muchas personas pasan la mayor parte de su tiempo. Las jornadas laborales se extienden en días específicos según el tipo de carrera que se tenga o a veces la carga laboral simplemente se mantiene a tope todo el tiempo y eso hace que los horarios se amplíen aún más. Y si a eso se le suma que debido al tráfico a veces resulta mejor llegar hasta 30 minutos o más antes de la hora de entrada e incluso desayunar en el lugar o retirarse un poco después del horario de salida establecido, puede permanecer hasta 10 horas o más en su oficina.

 

Al ver a una persona con frecuencia, darse cuenta de que tienen intereses en común y compartir un espacio por mucho tiempo es posible que empiecen a desarrollar un interés y atracción mutua. Al notar que está en una situación de este tipo, a pesar de la emoción que pueda provocar la idea de un nuevo romance, seguramente lo primero que se le viene a la cabeza es que eso violaría las políticas de la compañía donde labora.

 

Más allá de las reglas de su empresa, y las consecuencias que podría traer romperlas, hay algunas cosas que también debería de considerar antes de decidir entablar una relación amorosa con alguna colega o compañero de oficina.

 

El psicólogo Jorge Ernesto Rodas explica que este tipo de relaciones son bastante complejas y difíciles y que únicamente pueden desarrollarse bien si hay madurez emocional de parte de las dos personas, y logran separar los dos ámbitos, sin mezclar los problemas de la relación con los temas laborales y viceversa. Resalta además que el clima laboral, el conjunto de condiciones sociales y psicológicas que caracterizan a la empresa, y que repercuten de manera directa en el desempeño de los empleados, depende de la relación entre los trabajadores, así que las relaciones amorosas no maduras ponen en riesgo tal clima.

 

Una relación nueva siempre es emocionante y quizá al principio todo parezca perfecto e incluso llegue a pensar que no importa dónde haya encontrado a esta persona, y que pesa más cómo se siente estando a su lado. Es muy probable que se sienta más a gusto en la oficina y motivado para ir, y que incluso le ponga más atención a su apariencia personal.

 

Sin embargo debe pensar fríamente sobre la situación y analizar algunas posibilidades:

 

  • Si las cosas llegan a terminar, usted tendrá que seguir yendo todos los días al mismo sitio, ver a la persona y seguramente tener algún tipo de relación con ella.

 

  • Además es probable que si la relación culmina mal, quien haya quedado más herido tenga una actitud negativa e incluso vengativa con el otro. Independientemente de si es usted o no quien pueda comportarse así, no será una situación agradable.

 

  • Aunque piense que puede mantener su relación en secreto para evitar problemas la verdad es que tarde o temprano sus otros compañeros se enterarán.

 

  • Por otro lado, si nadie lo nota, usted y su pareja tendrán que ser extremadamente cuidadosos y distantes la mayor parte del tiempo, y esto puede crear problemas a largo plazo. ¿Se imagina tener que cuidar qué lugares frecuentan porque es muy probable que alguien los vea? Evitarse ese estrés e incomodidad sería una decisión sana.

 

  • También tome en consideración que aunque verse frecuentemente es una ventaja cuando se trata de una relación, también es importante que cada quien tenga su espacio, amistades y círculos sociales por aparte. Al tener el mismo horario puede llegar un punto en el que se tengan la sensación de estar sofocados porque su tiempo libre siempre coincidirá y quizá no quede nada de él para poder disfrutarlo con otras personas o simplemente para estar solos. Lo mejor es que trabajen en distintos departamentos o pisos para que cada uno tenga su espacio profesional.