LAS EMPRESAS INDUSTRIALES Y DEL SECTOR ELÉCTRICO TIENEN PLAZO HASTA EL AÑO 2028 PARA DEJAR DE UTILIZAR EQUIPOS CONTAMINADOS CON BIFENILOS POLICLORADOS (PCB)

LAS EMPRESAS INDUSTRIALES Y DEL SECTOR ELÉCTRICO TIENEN PLAZO HASTA EL AÑO 2028 PARA DEJAR DE UTILIZAR EQUIPOS CONTAMINADOS CON BIFENILOS POLICLORADOS (PCB)

 


LAS EMPRESAS INDUSTRIALES Y DEL SECTOR ELÉCTRICO TIENEN PLAZO HASTA EL AÑO 2028 PARA DEJAR DE UTILIZAR EQUIPOS CONTAMINADOS CON BIFENILOS POLICLORADOS (PCB)

 

• El proyecto “Manejo y disposición ambiental de equipos contaminados con PCB y desechos de DDT y la creación de capacidad técnica en Guatemala” en conjunto con el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales y la Fundación Defensores de la Naturaleza han sensibilizado a empresas de los sectores industrial y eléctrico sobre la importancia de la gestión integral de PCB en la industria y el impacto en el ambiente.

 

• Los PCB son sustancias tóxicas para el ambiente y la salud de las personas. Desde el año 2008 Guatemala es firmante del Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, en donde el país se compromete a eliminar por completo estos contaminantes antes del año 2028.

 

El taller realizado por Defensores de la Naturaleza pretende informar, educar y sensibilizar a la sociedad civil y empresas de sectores industrial y eléctrico sobre el impacto negativo en el ambiente y la salud humana al ser expuestos a PCB.

 

Los Bifenilos Policlorados (PCB) son sustancias calificadas como tóxicas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya que perjudican la salud de los seres vivos y son persistentes en el ambiente. Entre los efectos a la salud se puede mencionar riesgo de cáncer, problemas reproductivos y consecuencias en el desarrollo neurológico, entre otros, pudiendo afectar inclusive a otras generaciones aunque no tengan contacto directo con este contaminante.

 

Los Bifenilos Policlorados (PCB) fueron extensamente utilizados en los sectores industrial y energético y, aunque actualmente ya no se utilizan pues su producción fue prohibida en la década de los 70, los productos elaborados con estas sustancias aún permanecen en el ambiente debido a su estabilidad química que los hace persistentes en el ambiente y les permite viajar largas distancias. Los PCB aún se encuentran presentes en equipos antiguos, principalmente en equipos que utilizan aceite dieléctrico como: Transformadores, Capacitores, Interruptores eléctricos, entre otros.

 

De acuerdo con el Convenio de Estocolmo (2004), los PCB forman parte de la lista de Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs) que deben ser retirados de uso y eliminados por completo antes del año 2028, con el objetivo de proteger la salud humana y el medio ambiente. El convenio requiere que las partes

 

tomen medidas para eliminar o reducir la producción de COPs e incluye disposiciones en cuanto al acceso a la información, sensibilización, formación de público y la participación en el desarrollo de planes de aplicación.

 

“Es necesario este tipo de actividades para entender el impacto y las consecuencias que estas sustancias químicas tienen en los seres humanos y en el medio ambiente, por lo que invitamos a la sociedad civil y las empresas del sector industrial y energético a informarse y capacitarse, para que así se realicen las gestiones adecuadas de descontaminación y eliminación de PCB en el país con el fin último de proteger la salud y el medio ambiente”, expresó Javier Márquez, Director Desarrollo Institucional de la Fundación Defensores de la Naturaleza.

 

En Guatemala desde el 2005 se han elaborado inventarios de equipos -como transformadores y capacitores- que utilizan aceite dieléctrico a nivel nacional, tanto en entidades públicas como privadas. El proyecto también tiene como objetivo implementar un Laboratorio Nacional de Referencia para poder realizar análisis cromatográficos de PCB en aceite dieléctrico, ya que actualmente no hay ningún laboratorio acreditado en Guatemala que realice este tipo de pruebas, haciendo que los propietarios de equipos envíen las pruebas a laboratorios internacionales.

 

El objetivo primordial del proyecto es eliminar hasta 400 toneladas de este contaminante en el país y dejar la capacitad técnica instalada para poder gestionar de forma ambientalmente responsable el contaminante restante.

 

Por lo anterior es importante el apoyo y compromiso de autoridades, empresas, organizaciones, líderes de opinión y sociedad civil en el desarrollo e implementación de propuestas de normas ambientales y sanitarias, con el objeto de fortalecer las capacidades de instituciones públicas y privadas -tanto a nivel nacional, regional y local- para la gestión y manejo ambientalmente racional de los equipos y desechos que contienen PCB, realizándose actividades de difusión y sensibilización dirigidas al público en general sobre los riegos de estas sustancias.