Las siestas largas podrían ser un síntoma de alzhéimer

Las siestas largas podrían ser un síntoma de alzhéimer

 

 

Las siestas largas podrían ser un síntoma de alzhéimer

 

Un nuevo estudio sugiere que dormir mucho durante el día podría ser una señal del mal de Alzheimer.

 

¿Toma cada vez más siestas y estas son largas? Esto podría ser un indicador de propensión a padecer de mal de Alzheimer.

 

De acuerdo con una reciente investigación publicada en la revista Alzheimer’s & Dementia, las personas que desarrollan alzhéimer muestran cambios en su ritmo de sueño años antes de que su memoria empiece a verse afectada.

 

En el estudioparticiparon 19 científicos de las universidades de California San Francisco, California Berkeley y Sao Paulo.

 

Según las investigaciones, aquellos que desarrollan alzhéimer tienden a dormir más durante el día, o se sienten somnolientos y deben dormir cada vez más.

 

Los expertos explicaron que el alzhéimer ataca y destruye las regiones del cerebro que se ocupan de mantenernos despiertos durante el día.Esto podría explicar por qué quienes tienen alzhéimer duermen mucho tiempo durante el día.

 

Los expertos hicieron énfasis en que esto no quiere decir que las siestas sean malas; de hecho, en muchas culturas es habitual tomarlas. El problema podría radicar cuando, de pronto, los hábitos de sueño de una persona comienzan a cambiar.

 

“Esta nueva investigación sugiere que los problemas de sueño pueden estar relacionados con la muerte de células del cerebro tal y como se evidencia en el alzhéimer”, dijo al diario USA TodayHeather Snyder, vicepresidenta de relaciones de ciencias médicas de la Asociación de Alzhéimer en EE. UU.

 

Los científicos indicaron que se deben llevar a cabo más investigaciones para ahondar en el tema y corroborar los datos.

 

El mal de Alzheimer, el cual afecta a unos 30 millones de personas en el mundo, es un tipo de demencia que causa problemas en la memoria, el pensamiento y la conducta. Los síntomas suelen aparecer de manera lenta y empeoran con el tiempo, hasta el punto en que pueden interferir en tareas básicas en el día a día.

 

Esta enfermedad se caracteriza por la degeneración de las células nerviosas del cerebro y una disminución de la masa cerebral.

 

De acuerdo con Mayo Clinic, el alzhéimer es un trastorno progresivo y es la causa más común de demencia.Los primeros síntomas de la enfermedad aparecen cuando se olvidan eventos o conversaciones recientes.

 

El mal de Alzheimer suele desarrollarse después de los 60 años, y no puede detenerse; sin embargo, algunos fármacos pueden ayudar a que los síntomas no empeoren.

 

De acuerdo con los expertos, un 70 por ciento del riesgo de desarrollar esta enfermedad tiene que ver con los genes, es decir, que se hereda de los padres.

 

La buena noticia es que recientes estudios parecen indicar que el alzhéimer puede prevenirse.

 

Según indica en su web la Alzhéimer’s Association, la pregunta de si esta enfermedad puede prevenirse sigue intrigando a los científicos e inspirado a que se lleven a cabo muchas investigaciones al respecto. Sin embargo, indican que “hay fuertes evidencias de que se puede reducir el riesgo (de desarrollar alzhéimer)”.

 

Para ello, la asociación recomienda “hacer cambios clave en el estilo de vida, incluyendo la participación en actividades de manera regular y mantener buena salud cardiovascular”. También explican que los ejercicios para mantear la mente activa ayudan a prevenir el deterioro cognitivo.